Publicado en Una Parte De Mí

Murphy

Murphy se ha convertido en parte de mi ser y creo que ya iba siendo hora de profundizar en nuestra relación amor-odio:

Dibujo_1553

Vamos a viajar en el tiempo con la TARDIS y volvamos a Septiembre-Octubre. Hace un par de años, hicimos obra en casa y a lo poco de volver a instalarnos, se me rompió una de las persianas. Desde entonces me acostumbré a vivir con una persiana. Este el caso de la persiana porculera porque todo ha sido como una sucesión de hechos. A primeros de septiembre, coincidiendo con el último día de piscina, la empresa que arregla las persianas se presentó por sorpresa y no había nadie en casa (primer aviso), les volvimos a llamar para que viniesen el viernes siguiente y resulta que hacían otra ruta (segundo aviso), el viernes siguiente llamaron a mi madre para decirle que iban a casa a arreglarlas (tercer aviso) y claro, mi madre les dijo que llamasen el día antes porque tengo que desmontar todo el escritorio. Pues bien, hasta que vinieron a mirar las persianas (Murphy jodió a mi tía, esto ya es otra movida a parte) para el presupuesto, tardaron ni se sabe y cuando por fin ocurrió el día de las persianas, el señor desde las 9.30 hasta las 12.00 inmerso en los problemas de mis persianas ¡¡Murphy ataca!!. Entre el estrés de mi tía, dos dedales fallecieron en el acto y justo ese viernes que mi madre en teoría no venía a comer ¡¡vino a comer!!

El siguiente caso, el tatuado trabajado, como sabéis el 31 de Octubre, me hice mi primer tatuaje. El caso es que a primeros de mes, le di mi CV a una chica del gimnasio (lo típico, coincides con alguien y habláis de todo un poco) y según sus palabras textuales “existe alguna posibilidad” y claro, ilusa de mí pensando “espero que no me llamen justo la semana que me hago el tatuaje” yo la semana anterior como un flan ¿para qué? si de momento, esa llamada no ha llegado ni tiene intención de llegar. Claro, traumatizada con las persianas, ya huelo a Murphy a la mínima.

20140210-murphy

Y finalmente, comamos con Imagenio, hace poco vino un técnico de Movistar para arreglarnos el Imagenio, y la conversación con mi madre fue algo así:

Mami: (a las 14.00) el técnico dice que a las dos y media está aquí, así que le esperamos y comemos ¿vale?

Yo: (a las 14.40) ¿estás segura que va a venir a las dos y media? ¿y si comemos?

Mami: no sé, vamos a esperar un poco más por si acaso

Yo: mamá ¡¡es Murphy!! parece mentira que no le conozcas, vamos a comer y luego vendrá el técnico

El técnico se presentó a las 15.20 y si, nos dio a tiempo a comer.

Contadme, vosotros con Murphy ¿Qué tal os lleváis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s