Publicado en Una Parte De Mí

Soñar Despierta

Como cada noche y tras un día largo, llegaba su momento preferido del día, meterse en la cama. Tras el ritual de quitarse las lentillas, exfoliar su cara y lavarse los dientes, procedió a meterse en la cama.

Cogió el mando de la televisión e hizo zapping, al ver que la programación no era interesante, optó por apagar la tele, quitarse las gafas y apagar la luz para quedarse completamente a oscuras.

Abrazaba su almohada como si abrazase a su pareja imaginaria, cerró los ojos y entró en un sueño profundo, tan profundo que se sumergió en un mundo donde los sueños se hacen realidad.

Unas noches soñaba con uno de sus amores platónicos de la infancia. Un chico rubio de ojos azules componente de una banda. Y otras noches soñaba con su otro amor platónico, un chico moreno de ojos marrones y humorista. No fallaba, un día soñaba con uno y otro día con otro.

Soñaba y soñaba, se dejaba llevar por lo que su subconsciente creaba. Miles de aventuras sucedían mientras soñaba hasta que sonó el maldito despertador y en cuestión de segundos regresó al mundo real.

Cada día la misma rutina, deseaba llegar a casa para tumbarse en su cama. Vacía por aquel entonces porque no tenía a nadie a quien abrazar. Antes de meterse en la cama, pensó para sí misma “no estás loca, es tu subconsciente. Así que túmbate, cierra los ojos y deja de soñar despierta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s