Publicado en Una Parte De Mí

Manual De Las Indirectas

Lección 2: Tipos de Indirectas

Existen dos tipos de indirectas, las verbales y las visuales. Las primeras son aquéllas que lanzamos a modo de frase con el fìn de que el sujeto que la va a recibir, se dé por aludido/a y las segundas, son aquéllas que estás expuestas a nuestros ojos y con las que intentamos llamar la atención del sujeto.

Por si no os ha quedado claro, os voy a poner unos ejemplos reales como la vida misma, que los he aplicado yo y con los cuáles he conseguido mi objetivo, el capricho del que os hablaba en la lección anterior.

Ejemplo de indirecta visual. Situación, estás en el corte inglés enfrente del stan de relojes Swatch, te paras y los observas con detenimiento, no dices nada, estás a la espera del que sujteto reaccione y te diga algo como…

¿quieres que te compre alguno?

Lógicamente la respuesta es obvia, estás mirando uno de los muchos relojes que tienes delante de tus ojos y das a entender que quieres uno, da igual el modelo, tu objetivo es conseguir un reloj y ya has lanzado la primera indirecta visual, ahora el resto es cosa del sujeto.

Ejemplo de indirecta verbal. Situación, llevas dos meses con la Blackberry y tras pasar un fin de semana con tus amigas, dos de ellas tienen BB con su correspondiente tarifa plana, tú te sientes la rara y te preguntas ¿cuándo tendré internet en la BB? pues bien, decides tomar medidas al respecto y decides mandar un mensaje de texto a tu sujeto y escribes algo tal que así:

¡Que viaje más largo! si tuviese internet en la BB, sería más ameno y entretenido

Puede que el sujeto a quién mandas las indirecta te dé este tipo de respuesta y te reemplantees tu estragegia

Ja, ja, ja

Claro está, tu quieres conseguir el capricho que tanto ansias así que decides contraatacar con otra indirecta

¿De verdad tengo que esperar a septiembre para tener internet en la BB? si ahora hay una tarifa de 6 euros al mes, yo que tú me lo pensaba

Y en el peor de los casos puedes recurrir al modo mosca cojonera, sí sí, quiero ello decir ponerte pesada como nunca, si el sujeto te pregunta

¿En qué piensas?

Tú sin pensártelo dos veces le tienes que decir la indirecta, que por si no os ha quedado claro, tiramos indirectas como piedras (como diría mi mejor amiga)

En que quiero internet en la Blackberry jajaja

Su reacción será la típica en estos casos…

¡Qué pesada! pareces una mosca cojonera, en septiembre hablamos.

Y en la próxima y última lección os daré unos consejos prácticos ¡permaneced atentos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s